Frío y pobreza

En estas fechas de días cortos y noches largas y frías, reforzamos las salidas de nuestras Unidades de Emergencia Social para ofrecer un poco de calor a las personas sin hogar. Más de 2.000 personas voluntarias en toda España hacen posible que esas personas, atrapadas en la calle, puedan tomar un café, arroparse y, sobre todo mantener una cálida conversación.