En la carretera, quiérete mucho

Las drogas causan alteraciones en la atención, la capacidad de decisión, la memoria, la visión y la percepción, y reducen la capacidad de reacción y de coordinación durante la conducción. Según la DirecciónGeneralde Tráfico, más del 19% de los conductores coge el coche tras consumir drogas, y su consumo en ningún caso mejora las capacidades del conductor pero sí incrementa el riesgo de accidentes y lesiones graves y mortales. De hecho, si ningún conductor circulara tras consumir alguna sustancia estupefaciente, se evitaría la muerte de 480 personas cada año.

Cruz Roja Española utiliza cookies para mejorar su navegación y ofrecer contenidos de interés. Al navegar entendemos que autoriza a Cruz Roja Española a almacenar y acceder a las cookies Pinche el siguiente enlace si desea información sobre el uso de cookies y como deshabilitarlas. OK | Más información